El voto femenino cumple 60 años en Colombia

Por Edilson - Martes, 8 Mayo, 2018 - 11:04
Fuente: Guillermo Torres Reina/SEMANA

Javier Fernando Torres, historiador de la Universidad Nacional dice que en el siglo XIX la mujer era considerada como un objeto sagrado o de placer, completamente dependiente de los hombres que la rodeaban ya que se pensaba que no podían tomar sus propias decisiones por su carácter débil y por su escaso o nulo razonamiento, de tal manera que el papel de la mujer en la sociedad estaba fuertemente marcado por la Iglesia quien afirmaba que la mujer estaba en el mundo para cuidar al hombre, engendrar hijos y velar por que todo en el hogar funcionara bien.

El 1 de diciembre de 1957 es una fecha histórica para Colombia pues en esta fecha se le permite por primera vez a las mujeres ejercer su derecho al voto, participando con esto en una elección democrática, después de varios años de lucha porque se les otorgara el derecho a elegir y a ser elegidas fue aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente de la época; fue así como mediante el Acto Legislativo número 3 del 25 de agosto de 1954 se ordenó que todas las mujeres mayores de edad recibieran su cédula de ciudadanía y con este medio participaran el las decisiones políticas del país.

La primera en recibir este valioso documento fue la esposa del General Gustavo Rojas Pinilla, doña Carola Correa con el número 20.000.001 y el número siguiente a su hija María Eugenia Rojas.

Con el golpe de estado contra el General Rojas Pinilla el 10 de mayo de 1057 los dos partidos de la época, el Liberal y el Conservador, pactaron lo que denominaron el Frente Nacional y es allí donde deciden alternar entre los dos partidos políticos la Presidencia de la República y el reparto de cargos públicos, esta decisión debía ratificarse mediante la figura llamada “plebiscito” convocado para el 1 de diciembre de ese año y es allí donde las mujeres pudieron votar en Colombia.
 

Aunque fue un gran avance en su momento, no es mucho lo que se ha avanzado en los 60 años posteriores en comparación para las mujeres; en las elecciones de 2014 a 2018 se logró conformar el 52% de la fuerza electoral con una representación del 21,2% del Congreso de la República, el 17% de las Asambleas Departamentales, el 17,9% de los Consejos Municipales, el 12.2% de las Alcaldías y el 15.6% de las Gobernaciones.

Entre las grandes promotoras de hacer posible el voto femenino esta Rosita Turizo de Trujillo quien hoy cuenta con 89 años de los cuales ha dedicado media vida a la lucha de los derechos de las mujeres, en 1955 terminó su carrera de derecho y comenzó a trabajar con la Asociación Profesional Femenina de Medellín, quienes intentaban comprender por qué aunque habían terminado sus carreras profesionales seguían siendo vistas como amas de casa, por qué no tenían derecho al voto y su remuneración no era igual a la de los hombres.

Ya con la llegada de la industrialización a Colombia a principios del siglo XX, se fue conformando la clase obrera femenina y en 1920 hubo una huelga por parte de las empleadas de Fabricato como protesta por tener menores beneficios que el hombre en materia salarial; en los años subsiguientes siguieron la lucha por tener acceso directo a los bienes y por supuesto el reconocimiento al voto