Marichuy, la candidata indígena a la presidencia de México

Por Edilson - Martes, 19 Diciembre, 2017 - 11:34
Marichuy

Esta candidata indígena busca en México más que los votos, hacer visible un pueblo sometido a la clase política tradicional y es así como el pasado 28 de noviembre María de Jesús Patricio Martínez, conocida como “Marichuy” exhibió una pancarta que decía “Venimos a hablar de cosas imposibles porque de lo posible se ha dicho demasiado” en Ciudad de México, visitando a los estudiantes de la Universidad Autónoma de México y en la Ciudad Universitaria, esto como parte de su recorrido nacional.

Para algunas personas Marichuy es una candidata independiente a la presidencia de México, para otros es la vocera de la organización autónoma creada en 1996 y que reúne tribus indígenas, pueblos, barrios y comunidades de México conocida como CNI que es el Congreso Nacional de Indígenas; así pues cualquiera adjetivo que se le de, es una mujer que vive en un país donde diariamente en promedio son asesinadas 7 mujeres y solo se investiga el 25% de estos crímenes. Marichuy es una indígena donde según la reciente Encuesta Nacional sobre Discriminación muestra a un país extremadamente racista, discriminatorio y sexista relacionado esto a las oportunidades de salud, educativas, sociales, económicas y laborales.

Nacida en el año 1963 en Tuxpán, Jalisco, originaria nahua ha sido testigo desde la infancia de la opresión y los despojos a sus comunidades lo que ha creado en ella un desacato, así lo afirmó a la periodista Carmen Aristegui cuando le dice que “Estamos cansados de que el sistema nos siga destruyendo”; en 1992 funda un centro de salud que tiene como nombre Calli Tecolhocuateca Tochan o Casa de los Antepasados, recinto avalado por la Universidad de Guadalajara, en él Marichuy dedica su vida a la medicina tradicional heredada de su abuela y su madre y lo pone al servicio de la comunidad.

En el año 1994 el (EZLN) Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, aparece en el panorama mexicano, algunos pueblos indígenas fueron llamados a levantar su voz de protesta y Marichuy fue invitada a participar en el Foro Nacional Indígena realizado en Chiapas en San Cristóbal de las Casas, desde ese momento ha sido la vocera de los pueblos de México, mostrando sus ideales políticos como el combate contra el sistema capitalista, la lucha contra el machismo y la lucha por la dignidad de los pueblos indígenas.

“Estremezcamos juntos esta nación” es la propuesta de esta mujer que de manera incluyente y envolvente le hablaba a los jóvenes de las universidades diciéndoles “A ustedes, la juventud consciente, los reconocemos como una gran luz en medio de tanta muerte y oscuridad”.

Marichuy representa la izquierda más radical, a las comunidades mexicanas que quieren cambiar el mundo desde abajo creando un mundo en el que habiten muchos mundos, con unos fundamentos que pretenden proponer y no imponer, construir y no destruir, servir y no servirse, representar y no suplantar.

En mayo de 2017 la Asamblea Constitutiva del Congreso Nacional Indígena eligió a Marichuy como vocera de este movimiento para las elecciones presidenciales del 2018.