Bolivia, el país que más crece en Sudamérica

Bolivia, el país que más crece en Sudamérica

Bolivia es el único país de Suramérica que ha crecido un promedio anual de 5% en las últimas décadas, muy por encima de potencias como Estados Unidos y del resto de países del sur, esto gracias a que en el 2006 se logró decretar la nacionalización de hidrocarburos, lo que permitió un gran desarrollo económico.

Sumado a lo anterior también cuenta con los cuantiosos ingresos que recibe de la venta a Brasil y a Argentina de gas natural, lo que en algún momento puede convertirse en un problema pues tiene anclado su desarrollo a este producto, sin que presente mucha diversificación, y pueda poner en riesgo el modelo de desarrollo que actualmente tienen.

Desde el incio del gobierno de Evo Morales, se ha dado el fenómeno conocido como “el milagro económico boliviano”, y a su vez criticado por el nacimiento de una nueva “burguesía aymara” y por los grandes escándalos de corrupción.

El año 2016 Bolivia creció un 4.3% siendo el porcentaje de crecimiento más alto de la región y frente al crecimiento comparado con Estados Unidos que apenas alcanzó a llegar a un modesto 1.5%.

De tal manera se tiene que este crecimiento se basa en 3 claves: la primera que inician con el decreto de la nacionalización de los hidrocarburos realizada por Morales, que incluye la privatización de empresas por parte del Estado y la renegociación con empresas extranjeras radicadas en Bolivia y de contratos, acordando el pago de un impuesto sobre la producción entre el 50% y el 85%, estos incrementos lograron incrementar las inversiones públicas y un modelo de desarrollo basado en la demanda interna.

La segunda clave se da cuando debido al boom de las materias primas logran que la pobreza baje un tercio, lo que permite que el Gobierno ahorre y pueda tener un colchón financiero que pasó de US$700 millones a US$20.000 millones. Además, la utilización de dólares en vez de los pesos que son la moneda legal, ha ayudado a mejorar la política monetaria y ha generado una mayor estabilidad al sector financiero, dando así mayor capacidad y acceso al crédito por parte de los bolivianos.

Por último la estabilidad social ha contribuido al crecimiento, un ejemplo claro de esto es el índice de pobreza que bajó de un 63% a un 39%, mostrando una mejor distribución del ingreso. Bolivia pasó de ser el país más desigual de Sudamérica a ubicarse en el promedio de la región, mejorando notablemente su imagen con en el exterior, gobernado por un partido político compuesto por organizaciones sindicales y centrales agrarias campesinas e indígenas.

leave your comment


Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Hola, bienvenido a *Sitios Latinos*
Hola, bienvenido a Sitios Latinos
¿Como podemos ayudarte?