La Ciudad Perdida de Colombia y el Trekking

La Ciudad Perdida de Colombia y el Trekking

El trekking es una modalidad de excursionismo que consiste en recorrer a pie largas distancias o zonas determinadas, generalmente de alta montaña y poco frecuentadas por el turismo convencional y realizar esto en una joya arqueológica como La Ciudad Perdida en Colombia es una experiencia alucinante para los amantes del senderismo, quienes lo han hecho comparan el recorrido con el de Machu Picchu, pero este recorrido tiene muchos secretos que solo una minoría conoce.

Mucho lugares de Colombia guardan un gran potencial turístico que no es muy conocido por la gran mayoría de turistas, esto debido a que tiempo atrás realizar este tipo de travesías era peligroso por la situación de conflicto interno que se vivía allí, actualmente la zona del Caribe se ha convertido en una zona segura del territorio colombiano.

La Ciudad Perdida conserva un gran valor espiritual, es una reserva protegida y actualmente habitada por las tribus de los kogui, arhuaco y wiwa todos ellos descendientes de los tayronas quienes en el siglo XVI controlaban estas montañas, posteriormente con la llegada de los españoles, la codicia y las enfermedades que estos traían, diezmaron la población, hoy los que viven allí consideran este lugar como sagrado.

Durante el recorrido se pueden ver mujeres descalzas que tejen mochilas, niños a caballo con mirada seria y esquiva evitando contacto con las personas que los visita, hombres con túnicas blancas y largas melenas oscuras todos ellos con su poporo que es una especie de calabaza hueca donde muelen la hoja de coca, la cual aparte de ayudarles a resistir largas caminatas es considerada un símbolo para ellos.

Entre los 900 y los 1300 metros de altura esta La Ciudad Perdida lo que hace que recorrerla sea toda una prueba física y mental; a la derecha se encuentra el río Buritaca que recorre toda la ruta entre piscinas naturales, torrentes y cascadas, es un lugar escondido y mágico en la selva el cual es llamado por los indígenas como “poblado Teyuna”, hoy solo se conservan allí terrazas de piedra similares a las de Machu Picchu, acueductos y diferentes lugares que en su momento eran destinados para grandes ceremonias, construidos entre el 700 y el 800 d.C.

Con la llegada de los españoles el lugar quedó arrasado y la espesa jungla se lo tragó, luego en los años 70 fue descubierta por guaqueros, colonos y aventureros quienes solo buscaban los tesoros perdidos de los indígenas y el oro.

Este trekking llama la atención porque a parte de su irrefutable belleza para realizar todo el recorrido, se necesitan de cuatro a seis días de ida y vuelta, además solo se puede realizar por agencias autorizadas por el Gobierno y que dan una especie de cuota a los indígenas por cruzar sus territorios, cabe resaltar que el respeto en esta zona es muy importante pues solo se pueden tomar fotos con el permiso de ellos, no se puede cruzar la espesa vegetación para visitar sus asentamientos dispersos ni sus comunidades.

Para lograrlo se requiere cierta resistencia y preparación física siendo así se recomiendan tres categorías de caminata, la primera será más relajada de seis días que permite visitar fincas de café y otros cultivos, conocer la vida indígena, tomar fotos y bañarse en el río; la segunda es de cinco días, es muy recomendable para iniciados y por último la de cuatro días ya para expertos, pues requiere realizar caminatas de siete u ocho horas por día.

El recorrido total es de 445,50 kilómetros en medio de la selva con clima de bosque tropical húmedo, hace calor pero luego puede llegar una tormenta y hacer que el cause del río suba para lo cual es necesaria la ayuda de un guía para poderlo cruzar. Se inicia en el poblado de El Mamey ubicado a tres horas de Santa Marta, allí se da el primer almuerzo y que será el menú repetitivo durante el viaje, realizado en fogón de leña y consistente en arroz, ensalada y frijoles con pescado o carne.

En un mapa que enseña el guía se observa todo el recorrido donde encontramos tigrillos, jaguares, pumas, mariposas, aves, monos aulladores, serpientes venenosas, ranas, jabalíes, ardillas; luego de tres horas de recorrido se llega a la Cabaña de Adán con un gran salto de agua maravilloso que da a un paraje increíblemente bello con una cascada y un lago cristalino con la jungla de fondo.

En los hospedajes se encuentran camas bien equipadas con mosquiteros y hamacas o chinchorros, por el tipo de travesía es necesario llevar ropa especial para deporte puesto que se suda mucho y es difícil secar la ropa; las diferentes etapas presentan dificultad pues se puede encontrar con cuestas como cumbres y luego descensos de piedra y barro, igualmente tiene senderos amplios, bosques frescos y valles, cada dos horas hay puestos de descanso donde se pueden tomar jugos y comer frutas de la zona.

El último trayecto y el premio a todo el recorrido es cuando se llega a La Ciudad Perdida, luego de 1.200 escalones de piedra, ya en la cima se ve la civilizacion perdida.

leave your comment


Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
Hola, bienvenido a *Sitios Latinos*
Hola, bienvenido a Sitios Latinos
¿Como podemos ayudarte?